Imagen de archivo

La elevada tasa de irregularidades detectadas en la documentación necesaria para que un coche pueda circular, ha llevado a la Policía Local a tomar la decisión de mantener los controles de tráfico que se están llevando a cabo en Palma.

El Grupo de Acción Preventiva de la Policía Local (GAP) es una de las unidades encargadas de llevar a cabo controles rutinarios de tráfico, “una medida muy eficaz para sancionar determinadas infracciones que no se detectan a simple vista” han explicado fuentes policiales en referencia, por ejemplo, a la documentación que debe acompañar a cada vehículo.

El GAP ha llevado a cabo, desde el 11 al 19 de mayo, más de mil seiscientos controles sobre vehículos en las zonas de Gomila y Son Armadans en los que se han levantado 145 actas sancionadoras por no tener el seguro obligatorio para circular; 34 por no tener la ITV pasada y 10 por conducir con el carné retirado o, directamente, por no tenerlo.

Estas graves infracciones -y el peligro que suponen para el conjunto de la sociedad-, han llevado a la Policía Local de Palma a tomar la decisión de mantener los controles pese a lo impopular que puede resultar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.