MOTOGP

Aficionados, pilotos e integrantes del Mundial de motociclismo han homenajeado este fin de semana al piloto Ángel Nieto, fallecido el año pasado, durante el Gran Premio de España, en el Circuito de Jerez que ahora lleva su nombre, en un domingo en el que continuaron los homenajes al eterno ’12+1′.

El jueves, el trazado jerezano tomaba el nombre de Nieto en un homenaje en el que también se descubría un enorme busto del zamorano, que además será la imagen de los nuevos premios que se repartirán a partir de ahora en el Gran Premio de España.

Este domingo continuó su recuerdo. El primero de los homenajes a la leyenda del motociclismo llegó de la mano de sus hijos. Gelete, Pablo y Hugo, presentes en el circuito que ahora lleva el nombre de su padre, agradecieron el cariño de los aficionados y participaron en el gran homenaje colectivo que fue el Gran Premio de España.

Los dos primeros se subieron a lomos de dos de las motos históricas de su padre, la Garelli 125cc y la Derbi 80cc, para dar una vuelta de honor al circuito, mientras los amantes de las motos aplaudían y hacían ruido en homenaje al malogrado piloto, fallecido el pasado 3 de agosto por las heridas que le produjo un accidente de tráfico en Ibiza.

Mientras, el pequeño de la estirpe, Hugo, se encargaba de dar la salida y de ondear la bandera a cuadros tras una vuelta en la que Gelete y Pablo levantaron las manos al cielo y dieron las gracias a los presentes en Jerez.

De manera espontánea, los miles de seguidores presentes se acordaron también de Nieto al levantarse en cada una de las ’12+1′ vueltas de las tres categorías como homenaje a su número de títulos, denominado así por él debido a su triscadecafobia.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.