El gobernador de Texas, Greg Abbot, ha explicado que el joven que mató a diez personas en un instituto de Santa Fe el pasado día 18, “quería suicidarse tras cometer los asesinatos pero le falló el valor”.

El joven que disparó, Dimitrios Pagourtzis, de 17 años, ha sido identificado por las autoridades como el responsable de matar a tiros a nueve estudiantes y a un profesor en el instituto norteamericano Santa Fe, en Texas, y ha sido imputado por el cargo de asesinato capital.

Ante la Policía de Texas, Pagourtzis “confesó haber disparado a múltiples perosonas con la intención de matarlas”, según el documento judicial recogido por Fox News.

Otras diez personas han resultado heridas, varias en estado crítico, por los disparos efectuados por Pagourtzis en lo que se trata de la cuarta masacre más importante en la historia reciente del país.

Según el gobernador de Texas, Greg Abbott, Pagourtzis cogió las dos armas con las que cometió los crímenes — una escopeta Remington 870 y una pistola calibre .38 — de la casa de su padre, que las adquirió legalmente, y también colocó artefactos explosivos en la escuela.

“Quería suicidarse tras cometer los asesinatos pero le falló el valor”, ha indicado el gobernador.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.