Foto: Reuters

Un hombre ha sido abatido este martes en Lieja (Bélgica) después de haber matado a tres personas –dos policías y un civil– en un ataque que la Fiscalía belga investiga como una “infracción terrorista” y en el que además han resultado heridos varios agentes de las fuerzas de seguridad.

“El asunto ha sido puesto en instrucción con calificación de infracción terrorista”, ha confirmado el fiscal de Lieja, Philippe Dulieu, en una rueda de prensa en la que ha detallado lo ocurrido en la ciudad situada al este del país y ha apuntado que la Fiscalía federal ha asumido la investigación.

Sobre las 10.30 horas de la mañana un individuo ha atacado con un arma blanca por la espalda a dos agentes de policía, causándoles “múltiples cortes”. Posteriormente se ha hecho con una de sus armas y ha disparado sobre ellas.

Acto seguido, el atacante ha asesinado con otro disparo a un “hombre joven” que se encontraba en un vehículo estacionado, para después de entrar en un instituto y tomar como rehén a una mujer que trabaja en el centro.

Cuando las fuerzas de seguridad han llegado al lugar de los hechos, el atacante ha salido del edificio y ha abierto fuego contra ellos. Ha sido en ese intercambio de disparos cuando ha sido abatido, después de haber herido a varios agentes.

Según recoge el periódico ‘La Libre’, el hombre abatido habría gritado “Alá es el más grande”, pero esta información no ha sido confirmada por el Ministerio Público.

El Órgano de Control y Análisis de la Amenaza (OCAM) ha decidido mantener el nivel de alerta terrorista el nivel de alerta en el conjunto del país (2 en una escala de 4).

CON PERMISO PENITENCIARIO

La cadena francófona RTBF ha informado de que el atacante, identificado como Benjamin Herman y nacido en 1982, disfrutaba de un permiso penitenciario desde este mismo lunes y se habría radicalizado en la prisión de Lantin, muy cercana a Lieja, donde se encontraba por delitos comunes.

El alcalde de la ciudad, Willy Demeyer, ha explicado que todos los alumnos de la escuela han sido evacuados a otros centros educativos. El instituto, sin embargo, permanecerá cerrado durante este miércoles y abrirá sus puertas de nuevo el jueves.

Demeyer también ha anunciado que las banderas de todos los edificios oficiales de la ciudad serán izadas a media asta, así como que el ayuntamiento abrirá un registro de condolencias y este miércoles se guardará un minuto de silencio por las víctimas.

“Violencia cobarde y ciega en Lieja. Todo nuestro apoyo para las víctimas y sus seres queridos. Seguimos la situación con los servicios de seguridad y el Centro de Crisis”, ha escrito en la red social Twitter el primer ministro belga, Charles Michel.

También se ha pronunciado sobre el ataque el ministro belga de Interior, Jan Jambon: “Nuestros pensamientos están con las víctimas de este acto atroz en Lieja. Estamos averiguando qué es lo que ha ocurrido exactamente”, ha expresado en la misma red social.

El presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, ha dedicado unas palabras a las víctimas durante la sesión plenaria de la Eurocámara en Estrasburgo (Francia). “No se sabe aún si es un atentado terrorista, pero una vez más en Europa hay muertos por una violencia incompresible”, ha dicho el italiano.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.