El Ayuntamiento de Palma ha ordenado la demolición de las obras que unen los edificios de Megapark después de que la Gerencia de Urbanismo haya dado el visto bueno a la desestimación de las alegaciones presentadas en relación al expediente de disciplina urbanística de esta instalación.

El acuerdo aprobado este martes ordena la demolición de las obras realizadas sin licencia y que no se pueden legalizar, y que son, básicamente, todo lo que une ambos edificios.

Según han explicado, esto implica devolver el inmueble al estado por el que dispone de títulos habilitantes, es decir, que se ajustn a las condiciones de los proyectos con licencia legal, que son los de 2004 para el centro de ocio y 2006 para la cafetería.

La empresa tiene ahora dos meses para presentar el proyecto de restablecimiento de la legalidad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.