Foto: Reuters

La tenista española Carla Suárez ha asegurado antes de su debut este lunes en Roland Garros que es uno de sus torneos “favoritos”, que se siente con “muchas ganas de competir” y debe intentar “seguir” con la “línea competitiva” del Mutua Madrid Madrid, donde alcanzó los cuartos de final, todo cuando se cumple una década de su debut en el ‘Grand Slam’ francés, segundo de la temporada.

“Es el segundo ‘Grand Slam’ de la temporada y me siento con muchas ganas de competir. Siempre es uno de mis torneos favoritos, venimos trabajando en buena línea y las sensaciones de los entrenamientos están siendo positivas”, afirmó en declaraciones facilitadas por su departamento de prensa.

Antes de su debut este lunes en la tierra batida de París, la grancanaria ha analizado el último torneo de las condiciones de arcilla y cómo va a plantearse una de las competiciones más importantes de la temporada. “Debo intentar seguir con la línea competitiva de Madrid”, indicó la tenista, que estuvo entre las 8 mejores raquetas en el torneo español.

“Física y mentalmente me siento fresca, y el objetivo es ir paso a paso viendo la dificultad de cada partido. Todavía más teniendo en cuenta que estamos en un ‘Grand Slam'”, expresó la jugadora, que debuta ante la tenista croata Ana Konjuh, a quien analizó.

“Es una rival dura, soy consciente de que tira rápido y que viene de lesión. Será peligrosa porque no tiene nada que perder”, expresó Carla Suárez, que en ese encuentro celebrará los diez años desde que jugó por primera vez en Roland Garros.

En el torneo francés se dio a conocer hace una década, ya que irrumpió en el panorama internacional entrando en cuartos de final, algo de lo que también habló. “La ilusión sigue intacta como la primera vez que jugué aquí hace 10 años”, concluyó.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.