Foto: Europa Press

El extesorero del PP Luis Bárcenas, condenado a 33 años y 4 meses de prisión en la trama Gürtel, ha asegurado este miércoles que cuando acusó a la expresidenta madrileña Esperanza Aguirre de ser “una presunta delincuente” era porque “intuía lo que ahora se está conociendo”.

“Ella se refirió a mí como un delincuente y yo le respondí que la única delincuente era ella y que si quería podíamos hablar de la Regional de Madrid. Lo que quise decir es que intuía lo que ahora estamos conociendo”, ha señalado Bárcenas en una entrevista que el diario ‘El Mundo’ publica este miércoles y recogida por Europa Press.

El extesorero del PP se ha referido así al desencuentro que ambos dirigentes ‘populares’ protagonizaron en 2015, cuando Aguirre arremetió contra Bárcenas, exigiéndole que acreditase los “cuarenta y tantos millones de euros” que tenía en Suiza.

EL ASALTO A SU CASA, UNA “OPERACIÓN” PARA AMEDRENTARLE

Por otro lado, el que fuera encargado de las cuentas del PP se ha referido al asalto que un hombre disfrazado de cura efectuó en 2013 a su domicilio, secuestrando a su mujer, Rosalía Iglesias, y pidiéndole diversa documentación.

“Hay muchas circunstancias que me llevan a pensar que el asalto a mi casa y el secuestro durante unas horas de mi familia no fue la obra de un loco, sino una operación diseñada con el objetivo de llevarse documentación de mi casa”, ha aseverado.

A su juicio, la irrupción en su domicilio del falso sacerdote de prisiones tenía también la intención de amedrentarle. “¿Por quién y con qué objetivo? No lo sé”, ha señalado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.