El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha archivado la queja interpuesta por un abogado en relación al retraso de un año en la traducción al catalán de una sentencia dictada por un Juzgado de Palma.

Así lo han confirmado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) que tras recibir la queja a principios de años informaron de que automáticamente se habían abierto las diligencias informativas correspondientes.

Cabe recordar que el artículo 231 de la Ley Orgánica del Poder Judicial permite a los magistrados utilizar la lengua oficial propia de la Comunidad Autónoma, si ninguna de las partes se opone alegando indefensión, por lo que la resolución tiene plena validez.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.