EP

El empresario Juan Miguel Villar Mir, fundador de OHL, ha confesado este martes en el Congreso que no trabaja en determinadas comunidades como Baleares, porque le parecen “corruptas” y que dejó de hacerlo porque no quería que le “salpicara la corrupción”. En este sentido, ha admitido que “se ha establecido casi la moda de establecer un porcentaje a pagar ser adjudicatario” de contratos en determinados territorios.

Así lo ha señalado durante su intervención en la comisión que investiga la supuesta financiación ilegal del PP, de la que se ha desvinculado totalmente, remarcando que el extesorero ‘popular’ Luis Bárcenas “simplemente miente” cuando dice que él donó dinero al partido de Mariano Rajoy.

Villar Mir no ha querido decir en qué otras comunidades, además de Baleares, funciona esa “moda”. “Prefiero no citarlas, prefiero no meterme en una guerra con otras comunidades”, ha alegado cuando se le han pedido más datos sobre esos territorios.

El marqués de Villar Mir ha dicho desconocer “por qué” está siendo investigado en los casos ‘Lezo’ y ‘Púnica’ y ha señalado que cuando le ha preguntado al juez le ha contestado que está entre los investigados para que pueda acudir al juzgado con asistencia letrada.

HACER LA GUERRA A LA CORRUPCIÓN

En respuesta a las preguntas que le ha planteado el diputado de ERC Joan Tardà, Villar Mir ha admitido que “por desgracia” hay empresarios corruptos y ha denostado la corrupción contra la que, ha dicho, “hay que hacer la guerra más decidida”.

“En este momento tengo dadas instrucciones a mis letrados para que investiguen al máximo para descubrir la verdad de cada uno de los temas en los que hayamos podido estar presentes aun sin culpa”, ha indicado, a la vez que ha explicado que, a su juicio, “la corrupción es carísima”, tanto por el dinero que puedan robar los empresarios corruptos como por “la desviación de decisiones que implica la corrupción”.

LA JUSTICIA DEBE SER RIGUROSA

En este contexto, ha subrayado que desde su “independencia” ha preferido no meterse en “cuestiones políticas”, y ha destacado que para atajar la corrupción debe haber “una ley adecuada de financiación de los partidos políticos”. Además, se ha mostrado convencido de que “en este momento” la Justicia está “funcionando bien” y que ésta debe ser “cuanto más rigurosa mejor para sancionar con dureza todos los casos de corrupción”.

Cuando se le han citado algunos nombres de implicados en casos de corrupción, el compareciente ha dicho desconocerlos. “Dígame nombres de corruptos, que no conoceré ninguno, he tratado de evitarlos siempre”, ha comentado.

“Estar aquí es un honor, no una ofensa, si puedo serles útil estaré muy contento, pero si han apuntado a mí pensando en un corrupto se han equivocado, creo que ahí hay un error”, ha dicho a  los comisionados en otro momento de su intervención.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.