Un empresario ha denunciado que un abogado le pidió que si quería “evitar la cárcel” le llamara ya que sabía que estaba en la “confabulación” existente, según le dice en un mensaje, dentro del caso Sancus/Cursach.

En el mensaje, el abogado le explica que va de camino al juicio de F.P. –quien fue condenado por lesiones y obstrucción a la justicia– a “desenmascarar definitivamente al 29” y menciona que tras el testigo 26, la testigo 31 y otra persona más , “el siguiente testigo” es él. Así, el letrado le asegura que sabe que está “metido en esta confabulación”, aunque también sabe que él no es “el ideólogo”.

Tras esto, el letrado enumera una serie de asuntos que tiene contra él, que “contradicen todo lo declarado anteriormente”, así como “un informe de detectives, con seguimientos, muy suculento”. “Si quieres evitar entrar en prisión y acabar con todo esto llámame. Siempre hay tiempo para parar esta barbarie”, concluye el mensaje.

Así queda recogido en un escrito que ha presentado la Policía Nacional ante el Juzgado de lo Penal número 2 con el volcado de los contenidos en el teléfono de A.V., que está siendo juzgado desde este martes por amenazas a este testigo del ‘caso Cursach’ y que, cabe resaltar, ha negado los hechos y ha defendido su inocencia.

Según el informe policial, “más allá de las meras diferencias y denuncias cruzadas” con el testigo protegido 29 del Caso Cursach se refleja, según los investigadores, el uso de estos hechos con el objetivo de “desacreditar y hacer abandonar” su participación en la instrucción en el Juzgado de Instrucción número 12 de este caso.

En el escrito, al que ha tenido acceso Europa Press, tiene un total de 62 páginas, y ha sido presentado esta semana. En él, también se explica que esta idea “se encuentra reforzada” por la actuación de los abogados defensores de A.V. en sede policial, tras su detención, ya que, según explican, “son ellos mismos los que pretenden relacionar los episodios de persecución y acoso” que dice recibir el detenido con las declaraciones del testigo 29.

En concreto, la Policía considera que “existe una campaña organizada” por algunos de los abogados de los imputados y sus defendidos con el fin de provocar “el miedo” en estos testigos y evitar que lleguen a declarar o que cambien su declaración en los juicios.

Según se puede leer, este punto “se ve confirmado” por la declaración del citado empresario que “denuncia” el mensaje de whatsapp anteriormente referido, días antes de la celebración del juicio en que se condenó a F.P.

El empresario manifestó a los investigadores “tener miedo” de sacar a la luz dicho mensaje por “las consecuencias y represalias que podría tener contra su persona o entorno”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.