Foto: Reuters

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha argumentado este viernes que, tras el ataque coordinado de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra el régimen sirio, su país ya no tiene “barreras morales” que le impidan suministras sistemas de misiles de defensa antiaérea S300 al régimen de Damasco.

“Ya no tenemos ningún compromiso moral. Antes (del ataque estadounidense) sí teníamos compromisos morales. Creo que hace diez años prometimos no hacerlo a petición de nuestros socios y aceptamos su argumento de que eso podría desestabilizar la situación, aunque los equipos son puramente defensivos”, ha afirmado Lavrov, en una entrevista concedida a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Días antes, el jefe de la diplomacia rusa aseguró que el ataque coordinado de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra el Gobierno sirio ha provocado que Moscú esté dispuesto a examinar cualquier tipo de ayuda al Ejército sirio.

“Esto nos convence de estar dispuestos a examinar cualquier ayuda al Ejército sirio para contrarrestar la agresión”, dijo en una entrevista con la BBC, en respuesta a la pregunta de si Rusia podría suministrar a Siria los sistemas S300.

Lavrov afirmó que la ayuda servirá para “defender a Siria de la agresión que se efectuó el 14 de abril y que, como dijeron las autoridades de los tres países, continuará”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.