La Fiscalía y la Abogacía de la Comunidad Autónoma han retirado este lunes la acusación contra los administradores de Aguas Canalizadas de Alcúdia S.A. (Acasa), a quienes se acusaba de evadir 2,6 millones de euros, por entender que los hechos sólo se podrían imputar al padre de los acusados, ya fallecido.

Los administradores de Acasa estaban citados esta mañana a una vista en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial, donde se esperaba que llegaran a un acuerdo de conformidad.

Con todo, las acusaciones han considerado que los cinco acusados no son responsables penalmente de los hechos, aunque sí han asumido un compromiso de pago de 1,7 millones por la deuda más los intereses. Esta cantidad debe sumarse a la que ya consignaron antes de otra vista celebrada en la Audiencia en febrero.

En un principio, la Fiscalía pedía 14 años de prisión para cada uno de los cinco acusados, socios de la empresa y miembros del Consejo de Administración de la misma. Tras la vista de febrero se acordó un pago de 2,4 millones, porque el supuesto delito realizado en el año 2009 habría prescrito, pero ya se habían pagado las liquidaciones correspondientes a los ejercicios fiscales de 2010, 2011 y 2012.

El Ministerio Público acusaba a los administradores de la empresa de haber dejado de ingresar, pese a conocer sus obligaciones tributarias, la totalidad de las liquidaciones correspondientes al canon de saneamiento entre 2009 y 2012.

Con esto, la Comunidad Autónoma habría dejado de ingresar un total de 2,6 millones. Cabe recordar que después de la incoación del procedimiento, los acusados abonaron medio millón de euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.