El alcalde de Palma, Antoni Noguera, ha defendido este sábado la “actitud ejemplar” del Ayuntamiento con respecto al Programa de desmantelación del poblado de Son Banya, que implica el desalojo de casi 600 personas.

“El Ayuntamiento está teniendo una actitud ejemplar con profesionales que están detrás, con ayudas sociales a todas aquellas personas que quieren salir”, ha señalado Noguera en declaraciones a los medios de comunicación.

De este modo, ha asegurado se está haciendo “un trabajo intenso” y que, “gracias a la ayuda del Ayuntamiento”, 11 de 17 familias han encontrado ya una casa a la que mudarse tras el desalojo.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.