Foto: Reuters

Al menos 6.300 civiles han muerto desde que estalló el conflicto en Yemen en marzo de 2015 entre el Gobierno del presidente, Abdo Rabbu Mansur Hadi, apoyado por una coalición que lidera Arabia Saudí, y los rebeldes huthis, respaldados por Irán, según el recuento del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, que ha criticado los bombardeos aéreos en los que han muerto al menos 45 civiles en los últimos días.

“Más de 6.300 civiles han muerto y otros 9.000 han resultado heridos desde el inicio del conflicto en marzo de 2015, según ha verificado la oficina de Derechos Humanos de la ONU en Yemen”, ha indicado la portavoz del Alto Comisionado, Liz Throssell, subrayando que “el número total de víctimas, incluidos combatientes y casos no verificados, es probablemente muy superior”.

La portavoz ha denunciado que “al menos 45 personas, presuntamente civiles, han muerto en bombardeos aéreos en tres incidentes separados en los últimos cuatro días”, entre los que hay “mujeres y niños”.

El primero de estos bombardeos, obra de la coalición saudí, se produjo el viernes en la provincia de Taiz y en él murieron 21 civiles, entre ellos cinco niños. “Residentes locales dijeron a nuestro personal que no había objetivos militares en las proximidades de la zona atacada”, ha explicado la portavoz, precisando que los cuerpos de las víctimas quedaron difíciles de identificar.

El domingo tuvieron lugar otros dos bombardeos. El primero de ellos se produjo durante una boda en la provincia de Hajjah, se cobró la vida de al menos 19 civiles y dejó heridos a otros 50, la mitad de ellos niños, según la información recabada por la oficina de la ONU, que teme que el balance sea mayor y está trabajando para recabar más información sobre las víctimas.

“Los residentes locales han informado a nuestro personal de que las víctimas no tenían ninguna filiación política, sin que ello suponga que eso hubiera hecho la fiesta de boda un objetivo legítimo”, ha incidido la portavoz. Al igual que en el caso anterior, tampoco parecía haber objetivos militares cercanos.

Además, los cinco miembros de una familia, entre ellos tres niños y una mujer, murieron en otro bombardeo el domingo en la provincia de Hajjah mientras estaban almorzando, ha recordado Throssell.

Así las cosas, la portavoz del Alto Comisionado que encabeza Zeid Raad al Husein ha reclamado a la coalición que lidera Arabia Saudí que “investigue plenamente todos estos últimos ataques mortales de forma independiente, exhaustiva y transparente” y no solo el de la boda.

“Los responsables deberían rendir cuentas y deberían ofrecerse reparaciones o una solución a las víctimas”, ha reclamado la portavoz. “También les pedimos, una vez más, que garanticen que todas sus fuerzas observan los principios de distinción, proporcionalidad y precaución” a la hora de llevar a cabo sus bombardeos, ha remachado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.