La inversión en aeropuertos y navegación aérea alcanzará en 2018 los 751 millones de euros, un aumento del 20,89% con respecto a los 615 millones fijados en el presupuesto de 2017, según se recoge en el proyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2018, que, además, mantiene el descuento de residente al 50% para vuelos con la Península.

Se destina asimismo un total de 86,53 millones de euros a la regulación y supervisión de la aviación civil, frente a los 74,88 millones que se presupuestaron de 2017, con lo que supone un 15,55% más con respecto al año pasado.

De esta cantidad, la inversión ejecutada por el grupo ENAIRE, matriz de Aena, ascenderá a 730 millones de euros, a los que se sumará una dotación de 21 millones de euros del Estado.

La Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), creada en 2008, tiene asignada una dotación de total 17 millones de euros para este año, lo que supone un presupuesto más de tres veces mayor al del año pasado. Este incremento se debe sobre todo a las “necesidades de reacondicionamiento de su sede”.

Las principales líneas de actuación de la AESA se centran en la mejora de la seguridad e incorporación de las nuevas regulaciones y directrices aprobadas por la Unión Europea (UE) y la Organización Internacional de Aviación Civil (OACI, por sus siglas en inglés), así como la protección de los pasajeros ante los incumplimientos de las compañías aéreas y de los aeropuertos.

BONIFICACIONES Y AYUDAS A FAMILIAS NUMEROSAS

En cuanto a las subvenciones y apoyo al transporte aéreo y marítimo en los territorios extrapeninsulares, de los que disfrutan los residentes en Canarias, Baleares, Ceuta y Melilla, desde el ejercicio 2017 el porcentaje de bonificación se mantiene en el 50% del precio del billete para los trayectos con la Península; del 50% para los trayectos interinsulares por vía marítima; y del 75% para los recorridos interinsulares por vía aérea.

Para 2017, los créditos destinados a las bonificaciones al transporte aéreo y marítimo ascenderán a un total de 492 millones de euros en 2018, un aumento del 16%.

Además, las familias numerosas también se beneficiarán de subvenciones en sus traslados por vía marítima y área cuyo importe alcanzará los 17 millones de euros en 2018, lo que supone un descenso del 11,76% frente a 2017.

LÍNEAS DE INTERÉS PÚBLICO

Para garantizar los desplazamientos marítimos entre península y territorios peninsulares existen una serie de licitaciones de cuatro líneas de interés público –a Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla–, cuyos contratos seguirán vigentes en 2018, con un gasto total de 7 millones de euros.

Asimismo, los servicios aéreos en determinadas líneas especialmente críticas en territorios donde para las compañías es difícil rentabilizarlas –como las conexiones entre La Gomera con Tenerife Norte y Gran Canaria; los enlaces de El Hierro con Gran Canaria y Tenerife Sur y Gran Canaria y la operativa entre Menorca y Madrid en temporada de invierno–, catalogadas como obligaciones de servicio público, contarán con un gasto previsto de 4 millones de euros durante 2018. El mismo que el año pasado.

También en mercancías se contemplan subvenciones al transporte aéreo y marítimo entre las Islas de Canarias, las Islas Baleares y la Península, y viceversa, así como el existente entre las islas, y el de exportación de las mismas a países extranjeros, con un gasto previsto en 2017 de 67 millones de euros. Esto representa un aumento del 21,81%.

INVERSIÓN TOTAL EN INFRAESTRUCTURAS

La inversión total en infraestructura prevista para 2018 es de 8.487 millones de euros, con más de la mitad destinada a carreteras y ferrocariles.

Las infraestructuras de transporte acaparan el 86% de esta inversión, dado que suman 7.363 millones de euros, según consta en el proyecto de ley de Presupuestos remitido al Congreso, que además incluyen una partida de 812 millones de euros para obras hidráulicas y otra de 207 millones para actuaciones en las costas.

En cuanto a dotaciones de transporte, el ferrocarril tendrá una inversión de 3.727 millones, de la que 2.713 millones se destinarán a seguir ejecutando las líneas ferroviarias del Alta Velocidad actualmente en construcción. De su lado, las carreteras se llevan una partida de 2.078 millones de euros, de los que 886 millones serán para conservación. Los puertos tendrán 807 millones de euros.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.