Foto: Reuters

El Ejército sirio habría tomado varias localidades al este del río Éufrates, una región controlada por las milicias kurdo-árabes de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) y con presencia militar de Estados Unidos.

Una fuente militar siria citada por Reuters ha informado de este avance, que podría abrir un nuevo frente en la guerra de Siria, ya que hasta ahora las FDS habían cooperado tácitamente con el Ejército en la lucha contra el Estado Islámico.

Concretamente, las fuerzas gubernamentales habrían tomado las localidades de Yunainá, Yiyá y Maishiyá, en las inmediaciones de la ciudad de Deir al Zor, según diversas fuentes que apuntan incluso a la presencia de aparatos de la aviación rusa que han apoyado a las fuerzas del presidente sirio, Bashar al Assad.

Las FDS han confirmado intensos combates en la zona y un portavoz ha destacado que están respondiendo “en defensa propia”, según un comunicado firmado por un portavoz del grupo, Kino Gabriel, cuya autenticidad no ha podido ser verificada.

Otras fuentes hablan incluso de que las FDS han logrado recuperar Yunainá y Yiyá y que para ello habrían contado con apoyo de la aviación de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, pero este extremo no ha podido ser confirmado. Además, decenas de familias habrían huido de la zona ante el incremento de la violencia.

Las FDS son las fuerzas armadas de la Siria del Norte, una autoproclamada república federal e interétnica que aspira a convertirse en el sistema político dominante en toda Siria.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.