El conductor que esta mañana ha sufrido un grave accidente en el Paseo Marítimo de Palma ha quintuplicado la tasa de alcoholemia permitida para circular.

El joven, de origen ecuatoriano y de 22 años, permanece ingresado con múltiples fracturas y su estado es grave.  

Hay que recordar que el coche se ha empotrado, poco antes de las siete de la mañana, contra una palmera en el Paseo Sagrera de Palma, a la altura de Sa Llotja, y el conductor ha quedado atrapado en el interior del vehículo.

Según han explicado varios testigos, se ha oído una fuerte frenada y, a continuación, el coche ha derrapado, se ha subido a la acera y se ha estampado contra una palmera.

Los primeros en llegar al lugar del siniestro han sido efectivos de la Policía Portuaria a los que se han sumado después unidades de la Policía Local, la Guardia Civil y una ambulancia.

Se ha dado la circunstancia de que el impacto contra la palmera se ha producido en la zona de la puerta del conductor y que este ha quedado atrapado en el interior del vehículo, por lo que se ha solicitado la presencia de los Bomberos de Palma quienes han trabajado durante casi cuarenta minutos para poder liberar al joven, que se hallaba inconsciente y que ha sido trasladado hasta un centro médico en estado grave.

Como es habitual en estos casos, la Policía Local se ha desplazado también hasta el hospital para solicitar que se le practique la prueba de alcoholemia y de la que se han conocido los resultados esta tarde.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.