A.I.V, el acusado de amenazar al testigo protegido número 29 del ‘caso Cursach’ y de quebrantar una orden de alejamiento ha negado este martes los hechos por los que se le acusa y se ha declarado inocente.

El hombre está acusado de un delito continuado de obstrucción a la Justicia y otro delito continuado de quebrantamiento de medida cautelar. La vista se ha celebrado en el Juzgado de lo Penal 2 de Palma

El testigo, ex trabajador de la discoteca Tito’s, prestó declaración en varias ocasiones incriminando a los máximos responsables del Grupo Cursach y a otros investigados relacionados con la empresa. También denunció seguimientos, acoso y amenazas por parte de M.C.S., otro ciudadano rumano que era empleado del Grupo. Como consecuencia, éste fue detenido.

La Fiscalía sostiene que, antes de que M.C.S. fuera condenado en agosto del año pasado, A.I.V, “siguiendo órdenes e instrucciones” de los responsables del Grupo Cursach, “contactó personalmente con el testigo 29” para persuadirle que se retractara de sus declaraciones incriminatorias contra el empleado que estaba en prisión provisional.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.