La Policía Nacional ha detenido este viernes al supuesto autor de una brutal paliza a una mujer en Algeciras (Cádiz), a la que el pasado domingo robó el bolso en el portal de su vivienda, en la estación de autobuses de Málaga, cuando trataba de coger un autobús que le llevara hasta Rumanía.

El hombre había sido identificado horas antes por la Policía, que pidió colaboración ciudadana difundiendo por las redes sociales las imágenes de la agresión que fueron captadas por una cámara de seguridad.

Se trata de Stoian Marcel Gongu, un hombre de 31 años de nacionalidad rumana, con múltiples antecedentes y residencia en Algeciras. Agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) destinados en Algeciras habían registrado previamente su vivienda en esta localidad gaditana: se le relaciona con otros episodios similares al ocurrido el pasado domingo.

Cuando la Policía lo tuvo identificado, las diligencias les llevaron hasta el entorno de Málaga, por lo que se activó un operativo para su detención en el aeropuerto, estación de trenes y de autobuses, hasta que finalmente se le localizó y arrestó en el andén 6 de ésta última.

El propio ministro de Interior, Juan Ignacio Zoido, había publicado previamente la imagen del supuesto autor “de la salvaje agresión” para reclamar la colaboración ciudadana para proceder a su detención, instando a comunicar en los teléfonos 112, 091 o el 062 cualquier información al respecto.

La Policía Nacional difundió varias veces esta misma semana a través de las redes sociales un vídeo en el que una mujer era agredida por un individuo que le robaba el bolso. Las imágenes, de baja calidad al ser captadas por la cámara de seguridad del portal de la vivienda de la víctima, se hicieron virales por la violencia con la que actuó el ahora identificado.

La Policía Nacional abrió una investigación para localizar al autor de la agresión sufrida por esta mujer de 64 años en la noche del domingo, 15 de abril, en el portal de su vivienda. La mujer fue ingresada con múltiples contusiones como consecuencia de los reiterados golpes.

En las imágenes se podía apreciar que el agresor, que vestía un chándal, abordó a la mujer por detrás y la golpeó con saña en la cara, incluso estando ya en el suelo, para posteriormente quitarle el bolso y huir del lugar de la escena.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.