@KenyaRedCross

Al menos un centenar de personas han perdido la vida como consecuencia de las fuertes lluvias y de los corrimientos de tierra que han azotado este mes distintas zonas de Kenia, según un nuevo balance de la Cruz Roja keniana, que ha instado al Gobierno a declarar el estado de desastre.

El secretario general de la organización, Abbas Gullet, ha confirmado en declaraciones a la cadena NTV que cien personas han fallecido “y las cifras siguen subiendo”. Además, unas 242.000 personas han tenido que abandonar sus hogares por la fuerza del temporal, cuyas consecuencias aún son difíciles de estimar.

“He perdido 12 gallinas y cuatro cabras. No hemos podido salvarlos y no puedo entrar en casa porque no se puede abrir la puerta”, ha afirmado una mujer, madre de cuatro hijos, desde la localidad de Río Tana, en la zona sur del país africano, según la agencia de noticias Reuters.

Gran parte de los afectados se han visto obligados a huir con los puesto y en lanchas improvisadas, intentando salvar los pocos animales que podían y que necesitan para seguir subsistiendo. También se han bloqueado importantes carreteras, entre ellas la que conecta la capital, Nairobi, con el enclave portuario de Mombasa.

Gullet ha apelado a la movilización de autoridades y servicios de emergencia y ha pedido al Gobierno de Uhuru Kenyatta que decrete la situación de “desastre nacional” para movilizar los máximos recursos posibles para los decenas de miles de damnificados.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.