La Assemblea 23-S, de Mallorca, y la Plataforma per la Qualitat de l’Aire y la Assemblea de Barris per un Turisme Sostenible, de Barcelona, se han unido para protestar contra la llegada del crucero más grande del mundo, el ‘Symphony of the Seas’.

Según han detallado este viernes las organizaciones en un comunicado, “este mega-crucero traerá más contaminación y 180.000 cruceristas que se sumarán a la masificación turística que ya sufren las dos ciudades”.

Por ello, han convocado movilizaciones los días 7 y 8 de abril, fechas en que el crucero hará su primera escala en Barcelona y Palma, respectivamente.

Concretamente, la manifestación de Barcelona se realizará el 7 de abril a las 16.30 horas en el Portal de la Pau, mientras que la de Palma se llevará a cabo el 8 de abril a las 12.00 horas en la Estación Marítima, junto a la parada del bus.

Las movilizaciones locales contra el turismo de cruceros se dan a escala mundial, en numerosos puertos desde lo Caribe hasta el Mediterráneo, pasando miedo el Ártico.

“Estos mega-cruceros emiten grandes concentraciones de contaminantes que afectan el aire que respiran, especialmente, los barrios cercanos al puerto”, han lamentado. Igualmente, han expuesto que se trata de “uno de los segmentos responsables de la masificación turística con las consecuencias conocidas en términos de saturación del espacio público”.

Por último, las organizaciones han expuesto que en el caso de Palma se espera que este año lleguen a 1,75 millones de cruceristas. De modo que las organizaciones han denunciado que “no solo no se ha producido ningún giro sino que las dos ciudades están potenciando de forma exponencial este turismo”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.