Foto: Reuters

La tenista danesa Caroline Wozniacki denunció este sábado los insultos y amenazas recibidas tanto por ella como por su familia durante su encuentro de segunda ronda del torneo de Miami, el cual perdió ante la puertorriqueña Monica Puig.

“La pasada noche perdí un duro partido ante una gran tenista y amiga Monica Puig. Soy muy consciente de que el tenis es un juego de victorias y derrotas. Sin embargo, durante el partido de la pasada noche hubo gente en la multitud que amenazó a mi familia”, indicó en un comunicado en sus redes sociales.

“Me insultó de manera que no puedo repetir y le dijeron a la sobrina y sobrino de mi novio (que tienen 10 años) que se sentaran y callaran la pu.. boca. Mientras tanto, la seguridad no hizo nada para evitarlo”, añadió, señalando la falta de reacción por parte de la seguridad del torneo.

Desde la organización de la cita en Crandon Park, su director James Blake lanzó un comunicado en respuesta. “Durante el partido hubo gente del torneo, de la WTA y de seguridad por la pista. Ellos nunca fueron testigos de ningún comportamiento ofensivo o de amenazas sobre las jugadoras o sus familias. De haber sido así, se hubieran tomado medidas de manera inmediata”, argumentó.

La campeona del Abierto de Australia, número dos del mundo y que cayó en su debut en Miami por un doble 6-4, insistió en su denuncia. “Siempre veo bien que los aficionados animen a su jugadora favorita, pero cuando ciertos límites se sobrepasan el tenis se convierte en miserable. Espero que el torneo de Miami elija tomarse esto muy en serio porque es un ejemplo horrible para las generaciones futuras de jugadores y aficionados”, finaliza.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.