Un joven ha aceptado este lunes una condena de seis años de cárcel por apuñalar a un menor en un parque de Palma, hechos por los que se ha confesado culpable de un delito de homicidio en grado de tentativa.

En el juicio celebrado esta mañana en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares se ha alcanzado un acuerdo de conformidad entre las partes. Originalmente, la Fiscalía solicitaba 15 años de cárcel.

El acusado ha admitido que concertó una cita con la víctima a través de Facebook y que cuando se encontraron le propinó un puñetazo mientras le lanzaba insultos racistas y le advertía de que le iba a “partir el cuello como a los pollos”. Ha reconocido que entonces sacó un cuchillo y se lo clavó en el pecho con la intención de matarle.

A causa de ello, el menor sufrió una herida en el hemitórax izquierdo que le ocasionó un neumotórax, una laceración del lóbulo pulmonar superior izquierdo y un hemotórax laminar izquierdo por lo que requirió cuatro días de ingreso en el hospital.

El acusado ha aceptado, además del ingreso en prisión, una orden de alejamiento durante 20 años y 6.800 euros de indemnización. El hombre ha aportado antes 4.000 euros en concepto de responsabilidad civil antes de la celebración del juicio, por lo que se ha apreciado la atenuante de reparación del daño.

Además, también se ha conformado con una medida de libertad vigilada por tiempo de cinco años cuando haya cumplido la pena de prisión.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.