Foto: Reuters

McLaren no comenzó del mejor modo posible los segundos test de pretemporada en el circuito de Montmeló (Barcelona), después de que el monoplaza que pilotaba el belga Stoffel Vandoorne se quedase parado en dos ocasiones y tuviese que ser retirado finalmente.

“Hemos sufrido un apagón de potencia durante la última vuelta de Stoffel, lo que significa que hemos perdido datos. El equipo lo está investigando, pero volveremos lo más pronto posible que podamos”, señaló el equipo de Woking en su cuenta oficial de ‘Twitter’.

Anteriormente, el ‘MCL33’, que había tenido cuatro días de trabajo en el trazado catalán la semana pasada sin complicaciones, también había sufrido un problema al inicio de la sesión. Tras el segundo, Vandoorne tan sólo había podido completar cuatro vueltas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.