Los disturbios que ha habido durante la tarde y noche del domingo en la concentración cerca de la Delegación del Gobierno se han trasladado a última hora a la confluencia de Diagonal-Paseo de Gràcia, a varias calles de distancia.

Sin embargo, a las 23.00 hay sólo un centenar largo de personas, dispersas, y los incidentes se limitan a contenedores tirados en medio de la calle, mientras se oye el cántico ‘Ha empezado la Primavera Catalana’.

Entre los manifestantes y los contenedores, parte del tráfico de las calles Còrsega y Diagonal no pueden circular.

Los contenedores también han protagonizado parte de los disturbios anteriores cerca de la Delegación del Gobierno, porque algunos han quedado en medio de las calles y otros se han incendiado, aunque los bomberos han apagado el fuego.

En esa zona también se han tirado algunas valles y algunas macetas que había en terrazas de bares.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.