Las fuerzas de seguridad británicas investigan una sustancia sospechosa detectada en la sede del Parlamento, a raíz de la cual dos personas han sido evacuadas a un hospital como medida de precaución.

La Policía ha informado de que analizan un paquete localizado en los Norman Shaw Buildings, donde tienen su despacho numerosos diputados. A pesar del aviso y del establecimiento de un cordón de seguridad, una portavoz de la Cámara ha aclarado que “no ha habido evacuación”.

Las autoridades ya investigaron en febrero un polvo blanco remitido al Parlamento y que resultó no ser perjudicial. En esta ocasión, el Servicio de Ambulancias ha atendido a dos personas, un hombre y una mujer, aunque “por precaución”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.