Jordi Turull

El Consell Polític de la CUP ha decidido mantener sus cuatro abstenciones a la candidatura de Jordi Turull (JxCat) y no será investido presidente en el pleno de este jueves: “No podemos condicionar nuestra acción política a la acción represiva del Estado”.

Según han explicado los ‘cupaires’ en un comunicado, la decisión ha sido aprobada tras someterla a la votación de sus bases durante la mañana de este jueves y la militancia ha decidido no respaldar la investidura de Turull.

Los ‘cupaires’ ya habían advertido de que el acuerdo con JxCat y ERC estaba lejos por el programa de Govern que les habían trasladado, un extremo que ha provocado que la CUP se mantenga en su decisión de abstenerse en la votación del pleno de este jueves a las 17.00.

“La propuesta de programa de Govern de JxCat y ERC no avanza en la construcción de medidas republicanas ni sociales, que respondan a los derechos y necesidades de la clase trabajadora y del resto de clases populares”, exponen.

De hecho, se ha celebrado una reunión este mismo jueves en el Parlament en la que JxCat y ERC no han puesto sobre la mesa a la CUP ninguna de estas medidas que exigían los ‘cupaires’ para avalar la investidura de cualquier candidato, un aviso que reiteraron el miércoles tras convocarse el pleno.

Sobre esa convocatoria, insisten que la decisión de fijar una sesión de investidura para este jueves a las 17.00 fue una decisión de ERC y JxCat y de la que la CUP “no participó”, algo que también reprocharon el miércoles.

Un portavoz de los anticapitalistas ha notificado a JxCat y ERC la decisión adoptada en el Consell Polític y el Grup d’Acció Parlamentària (GAP) celebrado este jueves a las 15.00 en la sede de la CUP después de que sus bases discutieran y votaran unos documentos al respecto de la candidatura.

SEGUNDA VUELTA

Sin los votos de la CUP, los independentistas pierden la mayoría absoluta necesaria para investir a un presidente en primera vuelta, por lo que tendrían que ir a segunda vuelta 48 horas después de la sesión de este jueves y conseguir sacar adelante la investidura por mayoría simple.

Sin embargo, ese escenario se complica teniendo en cuenta que el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena ha citado a declarar a Turull este viernes a las 10.30 “a fin de practicar la comparecencia prevista en el artículo 505 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal”, con el objetivo de revisar si se dicta prisión provisional contra él.

En caso de que el pleno para hacer la segunda vuelta de la investidura de Turull llegara a celebrarse, los diputados Carles Puigdemont (JxCat) y Toni Comín (ERC) deberían renunciar a sus actas para que los independentistas obtuvieran la mayoría simple del hemiciclo –más ‘sí’ que ‘no’–.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.