El motorista que sufrió el pasado jueves un accidente en el polígono de Son Oms, en Palma, murió en el quirófano. Su estado había ido a peor desde que colisionó contra un vehículo de un rent a car y finalmente no pudo superar sus graves heridas.

El herido, de 34 años, fue trasladado rápidamente al hospital de Son Espases. Ya en el camino su estado empeoró, por lo que nada más llegar al centro sanitario fue enviado al quirófano. Allí se le intervino de urgencia, pero durante la operación falleció.

Los hechos se produjeron el jueves hacia las 14 horas en la calle del Canal de Sant Jordi. Un coche que iba en dirección a las instalaciones de una empresa de rent a car quiso cambiar al carril izquierdo, pero en ese momento estaba ocupado por una moto. Al efectuar la maniobra, los dos vehículos impactaron.

Entonces, el motorista salió despedido y cayó inconsciente. No se recuperó hasta 20 minutos más tarde, cuando ya había llegado la Policía Local y una ambulancia para atender al herido.

En un principio no se temía por su vida, pero su estado fue empeorando para sorpresa de los médicos hasta el punto de morir en el quirófano. Así, deja a una mujer viuda y a su hija de solo cuatro años huérfana de padre.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.