Foto: Reuters

Unidades del Ejército sirio han empezado a atacar este miércoles las defensas de los grupos de milicianos rebeldes en la localidad de Mesraba, en la región de Ghuta Oriental, para preparar el despliegue de unidades de infantería, según ha informado la cadena de televisión estatal siria.

La cadena audiovisual ha mostrado imágenes de las afueras de Mesraba, cuya captura supondría dividir en dos las posiciones rebeldes en Ghuta Oriental. En las imágenes se ven grandes columnas de humo saliendo de un grupo de edificios mientras se escucha el sonido de los cazas y de las explosiones.

Según el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, el Gobiedrno sirio ha enviado refuerzos para la batalla por el control de Ghuta Oriental, en un intento por poner fin al dominio de las fuerzas rebeldes en este suburbio de la periferia de Damasco.

El Observatorio ha dicho que al menos 700 combatientes de milicias progubernamentales han llegado al frente de batalla en Ghuta Oriental. Las fuerzas leales al régimen que preside Bashar al Assad han logrado hacerse con el 45 por ciento del enclave en los últimos días, según esta organización con sede en Londres y con una amplia red de activistas desplegados en el territorio sirio.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.