Foto: Reuters

Más de dos millones de niños corren el riesgo de morir de hambre en República Democrática del Congo (RDC) si no reciben la ayuda que necesitan, ha advertido este viernes Naciones Unidas, de cara a una reunión de donantes que tendrá lugar la próxima semana.

El secretario general adjunto para Asuntos Humanitarios, Mark Lowcock, se verá con los donantes para analizar la situación de un país donde la situación sigue empeorando, especialmente en su zona este y en regiones como Kasai, lastradas por la violencia entre grupos.

Una portavoz del Programa Mundial de Alimentos (PMA), Bettina Luescher, ha advertido de que más de dos millones de niños se encuentran en una situación de malnutrición aguda severa. De ellos, unos 300.000 corresponden a la región de Kasai, ha añadido.

“Tenemos una gran responsabilidad en la RDC (…) y ahora es momento de mantener el rumbo”, ha subrayado otro portavoz de Naciones Unidas, Jens Laerke, durante una comparecencia ante los medios en Ginebra.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.