Varias semanas de acoso a una mujer acabaron con un varón arrestado. Durante todo este tiempo, se dedicó a perseguirla hasta el colegio de sus hijos en Palma y alguna vez incluso fue detrás de ella hasta su casa en Son Roca.

La Policía Local de Palma conoció los hechos el 13 de marzo, cuando una mujer se dirigió a unos agentes en la plaza de España. Allí les explicó que un individuo -identificado como Francisco José E. S., palmesano de 58 años- le estaba acosando, por lo que los policías hicieron el pertinente informe judicial. Ella, sin embargo, aún tenía que interponer la denuncia, cosa que hizo al día siguiente.

La afectada es una fémina nacida en Valencia hace 57 años y que en la actualidad vive en Palma. En la denuncia hizo constar que desde hacía dos semanas un hombre se dedicaba a seguirla desde la plaza de España hasta la escuela donde deja a sus hijos. Al parecer, este individuo acudía cada mañana a la iglesia de los Capuchinos para adquirir su desayuno. Allí, cuando la veía, iba detrás de ella hasta que la víctima tenía que coger el bus de vuelta a casa. A veces incluso se subía con ella y llegaba hasta su casa en Son Roca.

Muchas veces, esta mujer se puso a hablar con alguien y este varón respondió bajándose del bus. Otra vez ella fue en compañía de su marido, quien se dirigió hacia él para que no lo volviera a hacer. Su actividad cesó temporalmente, pero la retomó unas semanas después. En el reencuentro, Francisco José le dijo que eran “unos españoles de mierda y unos perros”.

Todo esto acabó afectando a los hijos de la víctima. Iban comentando en el colegio lo que ocurría e incluso el jefe de estudios se enteró. Por eso, acabó informando a la madre de lo que ocurría.

Finalmente, un día después de denunciarlo, el hombre fue detenido por un delito de coacciones.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.