Foto: Europa Press

El Ministro de Justicia, Rafael Catalá, ha afirmado este martes que las condenas por enaltecimiento del terrorismo son un síntoma de “salud democrática” en España porque se demuestra que no se tolera ni la incitación a la terrorismo, ni la vejación a las víctimas.

Así se ha expresado en respuesta a una pregunta de Podemos durante el pleno del Senado sobre si el Gobierno cree que en España la libertad de expresión se encuentra suficientemente garantizada.

Catalá ha insistido en que el Ejecutivo no interviene en las sentencias, sino que las dicta un “tribunal independiente después de un proceso judicial con todas las garantías”.

El ministro ha concluido que estos castigos están “bastante bien justificados” porque la libertad de expresión “no es libertad de injurias o de amenazas” y ha apuntado que los condenados no son “personas de paz”.

Por su parte, la senadora de Podemos María Pilar Garrido ha destacado que durante la legislatura del Gobierno de Mariano Rajoy se ha multiplicado por cinco las condenas por enaltecimiento del terrorismo en comparación a cuando el grupo terrorista ETA “asesinaba”.

En este sentido, ha recordado las sentencias condenatorias a tuiteros y raperos como Josep Miquel Arenas, conocido como Valtónyc, y Pablo Ribadulla, Hásel; o el secuestro del libro ‘Fariña’, de Nacho Carretero; así como la retirada en la feria ARCO del montaje fotográfico ‘Presos políticos’, de Santiago Serra. “¿Le parece que España goza de una buena salud democrática?”, ha dicho, al mismo tiempo que ha señalado que organizaciones internacionales y medios de comunicación internacionales han puesto en duda la libertad de expresión en España.

“Nos encontramos en un momento que podemos denominar de involución democrática”, ha dicho la senadora, porque a través de la aprobación de tipos penales y sanciones administrativas se está condenando “de manera escasamente garantista, con contornos muy difusa y desproporcionada la protesta, el desacuerdo y la crítica ácida, hasta casi la estupidez”.

En esta línea ha reprochado al ministro que durante “su pésima legislatura” se han producido “cinco veces más” condenas por enaltecimiento del terrorismo que “cuando ETA asesinaba”. “Esto es un despropósito”, ha añadido.

“ACALLAR LA MOVILIZACIÓN SOCIAL Y EL ACTIVISMO”

Asimismo, ha lamentado que con estas actuaciones el Gobierno trata de “acallar la movilización social y el activismo en las calles y en las redes sociales” y ha afirmado que si su “prioridad” es perseguir a tuiteros en vez de “asesinos de mujeres” o corruptos entonces “no merece gobernar”.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.