Una explosión en un piso de Santa Ponça ha hecho saltar la alarma esta madrugada. La Policía Local de Calvià y los Bomberos de Mallorca se han tenido que movilizar a las 3:00 horas, aunque por fortuna no se han tenido que lamentar heridos.

La Policía Local de Calvià ha recibido a las 2:45 horas una alerta por una explosión en un apartamento de la avenida Rei Jaume I de Santa Ponça, donde estaban alojados cuatro adultos. Fue una joven de 18 años quien ha avisado al 112, ya que había oído el fuerte ruido en casa.

A su llegada, los agentes han comprobado que no había heridos, ni bombonas de gas, ni humo, ni fuego. Eso sí, los daños materiales han sido importantes. Una pared ha quedado prácticamente derruida y se han roto un tabique, puertas y cristales. Todo apunta a que la causa de la explosión es un bote de spray de laca y desodorante que se prendió por la llama de una vela.

Dada la situación, se solicitó el informe de los Bomberos de Mallorca. Sus efectivos han manifestado que no hay riesgo en la estructura, pero que se aconsejaba no pernoctar en la vivienda.

Al lugar de los hechos también ha acudido la Guardia Civil y una ambulancia del 061, que ha tenido que atender a una de las residentes por una crisis de ansiedad, aunque no ha sido necesario su traslado al hospital. Su hija, que alertó del incidente, un joven de 20 años, y dos hombres de 32 y 43 años se encuentran perfectamente. Los cuatro moradores del apartamento han sido realojados en casa de un familiar en Santa Ponça.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.