Parlament


El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, ha asegurado este jueves que “sólo se hará un debate de investidura si hay todas las garantías para Puigdemont y si esta investidura es efectiva”, después de posponer el pleno para investir al nuevo presidente de la Generalitat, que se tenía que celebrar el martes. Además, Torrent ha pedido “generosidad” al independentismo para “avanzar”.

“Habrá sesión de investidura cuando se cumplan todas las garantías democráticas y de efectividad”, ha insistido en una entrevista de Rac1 recogida por Europa Press en la que ha afirmado que no se prevén plazos para celebrar el pleno, aunque los letrados de la Cámara están elaborando un informe al respecto.

Ha defendido que la parálisis no la ha provocado el Parlamento de Cataluña, “sino el despropósito que ha hecho el Gobierno del Estado y que ha avalado el Tribunal Constitucional” tras el recurso del Ejecutivo que preside Mariano Rajoy a la candidatura de Puigdemont a la Generalitat.

“Tiene que haber la posibilidad de que Puigdemont se someta a este debate de investidura y que ésta sea efectiva, se pueda formar Govern y este Govern pueda empezar a trabajar”, ha planteado, por lo que ha pedido a los grupos parlamentarios que encuentren una fórmula para llevarlo a cabo.

Sobre el aplazamiento del pleno, ha reconocido que la decisión fue suya y que intentó trasladársela a Puigdemont aunque no lo logró, pero ha aseverado que la relación entre ambos es “muy buena y muy fluida”. Y pese a la decisión, ha subrayado que Puigdemont “es el candidato a la investidura del presidente de la Generalitat y lo continuará siendo”.

SER “GENEROSOS” PARA AVANZAR

Preguntado sobre si, como militante de ERC, entiende que haya independentistas indignados con la situación política catalana, ha respondido que el independentismo ha progresado más cuando ha sido “generoso”.

“Y creo que, para ahora y para el futuro, avanzaremos cuando seamos capaces de ser lo máximo de generosos posible”, ha añadido Torrent.

MENSAJES A COMÍN

En cuanto a los mensajes que envió Carles Puigdemont al exconsejero de Salud y diputado de ERC, Toni Comín, en los que se consideraba sacrificado, ha destacado que “son mensajes de carácter privado, y el Parlament y su presidente no tienen que entrar a valorarlos”.

“No será la última vez que oiremos decir que (el proceso soberanista) está muerto y veremos que no sólo no está muerto sino que está más vivo que nunca”, ha apostillado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.