PyeongChang 2018

El sueco Andre Myhrer y la suiza Michelle Gisin fueron los campeones de la jornada de este jueves en el esquí alpino de los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang (Corea del Sur) tras imponerse en las pruebeas de eslalon y combinada respectivamente.

Myhrer, de 35 años, aprovechó los fallos de dos de los favoritos, el austriaco Marcel Hirscher, oro ya en la combinada y en el gigante y que se salió en la primera manga, y el noruego Henrik Kristoffersen, que se equivocó en la segunda cuando había logrado el mejor crono, para conseguir el mejor logro de su carrera deportiva y su segunda medalla olímpica tras el bronce en Vancouver 2010 en la disciplina más técnica del esquí alpino.

Myhrer, actual tercer clasificado de la Copa del Mundo de Eslalon, supo mantener la cabeza fría y bajo la atenta mirada del Rey Carlos XVI Gustavo, se subió a lo más alto del podio con un tiempo de 1:38.99 y pese a ser el octavo en la segunda manga. Sin embargo, el sueco fue el único capaz de bajar de 1:39 y aventajó en 34 centésimas al suizo Ramon Zenhaeusern y en 67 al austriaco Michael Matt.

En mujeres se disputó la combinada, que coronó a la suiza Michelle Gisin por delante de la estadounidense Mikaela Shiffrin y la también suiza Wendy Holdener, mientras que Lindsey Vonn cometió un error que le dejó sin medalla después de haber sido la mejor en el descenso.

La vencedora, de 24 años y subcampeona del mundo el año pasado de esta disciplina, se mostró muy regular siendo tercera en el descenso y cuarta en el eslalon y con un crono final de 2:20.90, aventajó en casi un segundo a Shiffrin, campeona de gigante, y en casi segundo y medio a Holdener, plata en eslalon, modalidad que dominó para remontar desde la décima plaza que había firmado en el descenso.

En el snowboard, la austriaca Anna Gasser, campeona del mundo en Sierra Nevada, ganó el primer oro olímpico de la historia de la modalidad de ‘Big Air’, con la estadounidense Jamie Anderson quedándose con la plata y la neozelandesa de 16 años Zoi Sadowski-Synnott, con el bronce, primera medalla invernal para su país desde 1992 y segunda de su historia.

La tercera del país oceánico llegó poco después en el ‘halfpipe’ del esquí estilo libre, gracias al bronce de Nico Porteous, también de 16 años y que completó un podio liderado por los estadounidenses David Wise, que defendió su victoria de Sochi, y Alex Ferreira.

En el biatlón, Bielorrusia se llevó el triunfo en el relevo 4×6 kilómetros por delante de Suecia y Francia, mientras que en la combinada nórdica masculina, Alemania mostró su potencial en el esquí de fondo para colgarse el oro superando a Noruega y Austria. La delegación alemana ha ganado las tres disciplinas de este deporte en PyeongChang.

La china Wu Daijing fue la protagonista del día en el patinaje de velocidad tras conseguir el oro en los 500 metros de la modalidad de pista corta y con nuevo récord del mundo (39.584). Las surcoreanas Hwang Dae-heon y Lim Hyo-jun se quedaron con la plata y el bronce.

Además, Hungría, gracias a Viktor Knoch y Csaba Burjan, logró su primera medalla olímpica de la historia en este deporte invernal tras triunfar en el relevo masculino 5.000 metros por delante de China y Canadá, mientras que la holandesa Suzanne Schulting se proclamó campeona olímpica de los 1.000 metros tras imponerse a la canadiense Kim Boutin y la italiana Arianna Fontana.

Finalmente, el hockey sobre hielo femenino ya tiene ganador y no será Canadá, campeona en Salt Lake City, Turín, Vancouver y Sochi, pero que no pudo en la final con Estados Unidos. Tras finalizar el tiempo reglamentario con empate a dos, las estadounidenses se llevaron en los penaltis el oro, recuperando el trono perdido desde Nagano 1998.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.