Según ha podido saber Crónica Balear, el anciano de Porreres fue víctima de otro robo con violencia la semana pasada llevado a cabo por el mismo grupo de asaltantes. En aquella ocasión le sustrajeron unos 30.000 euros que guardaba en su caja fuerte y le amenazaron de muerte “si se iba de la lengua y contaba lo ocurrido a la Policiía”.

El hombre, que este sábado disparó mortalmente sobre uno de sus agresores, será imputado por un delito de homicidio imprudente.

A medida que pasan las horas van conociéndose más detalles de la tragedia que se vivió ayer en esta localidad mallorquina cuando unos extraños asaltaron una vivienda ocupada por el propietario y éste acabó por disparar sobre uno de ellos causándole heridas mortales.

El fallecido, un joven de 26 años y nacionalidad colombiana, recibió un disparo de escopeta en el abdomen que obligó a los médicos desplazados hasta el lugar a atenderle sobre el terreno durante tres horas para finalmente ser trasladado en estado crítico hasta el Hospital de Son Espases donde falleció a mediodía.

Conforme a las investigaciones a las que ha tenido acceso Crónica Balear, el fallecido vivía en la zona de la Colonia de Sant Jordi donde el propietario de la finca tiene un negocio de máquinas recreativas, lo que constituye una importante pista para la Guardia Civil –que se ha hecho cargo del caso- que confía en localizar al resto de implicados en las próximas horas.

Los asaltantes fueron cuatro. Dos de ellos entraron en el domicilio y agredieron brutalmente al hombre mientras que los otros dos se quedaron en el exterior de la vivienda vigilando que no llegara nadie.

En un momento dado, y como ha venido explicando este digital, el agredido consiguió zafarse de sus agresores y asió una escopeta de caza con la que descerrajó un disparo a bocajarro sobre uno de los agresores que le hirió mortalmente. Su compañero logró quitar el arma al propietario pero acabó por tirarla al suelo y salir huyendo.

Las labores de búsqueda iniciadas por la Guardia Civil fueron intensas y aunque se recibieron avisos de vecinos que aseguraron haber avistado posibles sospechosos por las zonas boscosas cercanas la cosa quedó en nada.

 

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.