La consellera de Servicios Sociales y miembro de MÉS per Mallorca, Fina Santiago, ha anunciado este miércoles que se presenta a cabeza de lista de su formación en el Parlament porque considera que es “una buena candidata para tener los mejores resultados para repetir un Govern progresista” y porque “es hora del liderazgo de mujeres dentro de MÉS”.

Ante los medios de comunicación, Santiago ha dicho que ella es una “mujer de pacto y que cree en los tándems” y que, además, “los tres candidatos que mejor representan a MÉS son Miquel Ensenyat, Antoni Noguera” y ella misma por lo que “prescindir de ellos sería un error”.

La líder de Iniciativa Verds (IV) ha recordado que Ensenyat, que se presentará también para liderar las listas de MÉS de cara a las elecciones de 2019, le “animó a ser candidata” por lo que no sabe “qué habrá cambiado”. “Hace ocho meses era una fantástica candidata y ahora no lo soy”, ha dicho en relación a las declaraciones de Ensenyat.

Santiago ha explicado que en la asamblea de la formación del 9 y 10 de marzo, que se celebrará en Lloseta, se decidirá, entre otros asuntos, la forma de presentarse a las primarias; si hay un solo cabeza de lista o si hay dos cabezas de lista -hombre, mujer o mujer, hombre-, en formato tándem, que es lo que ella defenderá. Posteriormente, las primarias se celebrarán entre mayo y junio.

De esta manera, ha remarcado que su tándem no sería Ensenyat, ya que ella lo ve como cabeza de lista al Consell de Mallorca; pero que si este acabara ganando las primarias, será su candidato al Parlament.

“NO SOY INDEPENDENTISTA”

Asimismo, ha dicho que ella “no es independentista, pero sí soberanista”. “Confundirlo es un error”, ha manifestado para después añadir que “todo el mundo dentro de MÉS tiene claro que el modelo de relación con España se debe cambiar”. “Lo que nos afecta aquí, se debe decidir aquí, es absurdo que un diputado de Galicia, decida si se hacen prospecciones aquí”, ha puesto como ejemplo.

Respecto a las diferencias con Miquel Ensenyat, Santiago ha dicho que sí que existen: “En la forma de liderar y en las experiencias políticas vividas, que han sido diferentes”. Sobre que haya un enfrentamiento entre las facciones que conforman MÉS, ha dicho que “ese debate no existe” y que “se verá en los avales” ya que ha dicho tener apoyo de todos los sectores de la formación.

En relación a si se plantea la posibilidad de pactar con Ensenyat, ha dicho que “es una mujer de pacto” y que “faltaría más que no fuera capaz de pactar” dentro de su organización.

Por otro lado, ha dicho que no se presentará a “ningún cargo orgánico” ya que considera que “la fuerza de MÉS es la horizontalidad” y considera que quien sea coordinador o portavoz “no puede asumir más responsabilidades”.

LA SITUACIÓN ES “DISTINTA” A LA DE 2015

En relación a la situación del partido, ha dicho que es “distinta” a la de 2015, debido al “desgaste de gobernar y episodios políticos no agradables -contratos de Jaume Garau o la dimisión del vicepresidente Biel Barceló-“, por lo que no se pueden “arriesgar” y por lo que cree que tampoco es el momento de “promociones individuales”.

A esto, ha añadido que Barceló merece toda su confianza y que le sabe “muy mal como ha tenido que dejar el cargo”. “Creo que se ha equivocado con el viaje, pero no ha cometido ningún delito”, ha dicho.

Preguntada por si le hubiera gustado ser vicepresidenta tras su dimisión del cargo, ha respondido que sí, pero que el debate no fue entre “Bel Busquets y Fina Santiago; fue sobre si quien le sustituía debía seguir con la Conselleria de Turismo y la Vicepresidencia, como al final resultó” por lo que se optó por Busquets.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.