Un joven de 18 años ha sido el protagonista de una persecución de película. El chico sembró el pánico el miércoles por la tarde en Llucmajor. A pesar de no tener carnet, ir sin seguro y sin haber pasado la ITV, se puso a los volantes de un coche y puso en peligro a los vecinos de la localidad. El hombre fue detenido y además agredió a dos agentes de la Guardia Civil.

Los hechos ocurrieron en torno a las 20 horas. Según apuntaron algunos testigos, un joven de 18 años y conocido vecino de Llucmajor -con numerosos antecedentes por robos o posesión de droga- había sembrado el pánico protagonizando tan inusual escena ante la atónita mirada de los transeúntes.

El conductor, sin demasiada destreza al volante, emprendió una fuga al ver que le seguía un coche de la Guardia Civil con las sirenas encendidas. Mientras la patrulla le perseguía, cometió numerosas infracciones y puso en riesgo la vida de los vecinos. En el paseo de Jaume III, circuló en dirección contraria a una hora en la que la calle está muy concurrida. El conductor desapareció de la vista de los testigos por la Ronda de Migjorn.

No contento con tan peligrosa hazaña, el joven conductor circulaba sin permiso de conducir, sin seguro y sin ITV. Para mayor inri, iba al volante de un Peugeot 206 dado de baja y a nombre de otra persona vecina de Palma, según se pudo averiguar más tarde.

Los números de teléfono de emergencias recibieron numerosas llamadas durante la persecución. Además, ocho vecinos han denunciado los hechos.

Finalmente, dos patrullas de la Guardia Civil de Llucmajor le detuvieron en un camino de la localidad. Eso sí, dos de los agentes que intervinieron sufrieron lesiones leves durante el arresto. El individuo se mostró extremamente violento y les agredió. Los heridos tuvieron que recibir asistencia médica. Al detenido se le imputan los delitos contra la seguridad vial y de atentado a la autoridad.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.