audiencia palma Juzgan hombre


La Sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) ha confirmado el despido disciplinario a un encargado de hipermercado de Palma que robó dos paquetes de galletas de chocolate que sumaban un valor total de 3,01 euros.

Según la sentencia, el empleado, que tenía una categoría profesional de mando y tenía antigüedad desde junio de 1998, activó a su paso la alarma de la salida sin compra en mayo de 2015.

Al ser requerido por el personal de seguridad, este en un primer momento negó haber robado nada, pero al volver a pasar por el arco, la alarma se volvió a activar.

Así, fue trasladado al Punto Permanente de Seguridad donde el vigilante encargado le pasó el detector manual, que se activó a la altura de la entrepierna.

Tras esto, el empleado fue despedido -primero fue solo suspendido de empleo- por cometer «una falta grave» recogida en el Convenio colectivo estatal de grandes almacenes.

El ex trabajador interpuso un recurso que fue desestimado en una sentencia de marzo de 2017, que, posteriormente, el trabajador recurrió.

Ahora el TSJIB ha desestimado el recurso de suplicación interpuesto contra la sentencia anterior que ya avalaba el despedido por lo que confirma la sentencia recurrida.

4 Comentarios

  1. Tampoco se sabe si anteriormente había cogido algo más, lo que no podemos es quejarnos del gobierno cuando los demás hacemos lo mismo a otra escala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.