Los caballos que mueven las galeras en Palma no descansan ni con frío ni con lluvia. Así lo constata una lector que ha enviado su queja a Crónica Balear. Uno de estos animales tuvo que soportar la incesante precipitación sobre la ciudad, a pesar de que nadie quisiera contratar tal servicio.

Las imágenes que manda esta ciudadana son de este lunes por la mañana. El caballo permanecía parado durante horas en la calle del Conquistador, al lado de la plaza de la Reina. Esta mujer se cansó de ver al equino mojándose, así que habló con sus responsables. “Me intentaron mentir diciendo que acababan de sacar el toldo. No había ninguno”, según explica. Además, remarca que “un día de lluvia no tienen clientes“.

Tras esto, aprovechó para hacer unas fotos al caballo. En ese momento, un hombre “me comenzó a increpar“.

Después, esta lectora llamó a la Policía Local para denunciar esta situación precaria para el animal. “Hasta que no hablé con unos agentes no se marcharon”, critica.

Esta no es la primera vez en la que las galeras son objeto de polémica. La organización internacional en defensa de los animales AnimaNaturalis inició en octubre de 2017 una serie de acciones “contra la explotación de los caballos”. Pidió al Ayuntamiento de Palma que fueran sustituidos por vehículos eléctricos.

En este sentido, protestó porque “los conductores de las galeras incumplen continuamente la actual ordenanza sin castigo ninguno y tratan a los caballos como simple medio de transporte”. En ese caso, señalaron que los equinos estuvieran “a pleno sol a casi 40 grados, sin ningún tipo de control de horarios ni cuidados”.

También se mostró en contra Esquerra Unida de Baleares. El partido acusó a Cort de poner en peligro a los caballos de las galeras por “su ineficacia”. También recordó que en los últimos años han muerto cinco de ellos en accidentes o golpes de calor. La entidad política se pronunció después de que uno de estos animales chocara contra varios vehículos en Palma.

Por otra parte, Cort registró hasta septiembre de 2017 un aumento del 267% de las denuncias respecto al año anterior por el incumplimiento del reglamento del servicio de galeras. Algunas de las infracciones fueron llevar al animal en malas condiciones, parar en lugares no autorizados o transportar más pasajeros de los permitidos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.