El número de musulmanes que residen en España ha aumentado un 1,4 por ciento en el último año, pasando de los 1,91 millones registrados en 2016 a los 1,95 millones en 2017, según datos recogidos por la Unión de Comunidades Islámicas de España (CIE) y el Observatorio Andalusí en el Estudio Demográfico de la Población Musulmana. Los musulmanes representan aproximadamente el 4 por ciento de la población total de habitantes en España.

El informe, que utiliza datos de la Administración General del Estado y la UCIDE y al que ha tenido acceso Europa Press, revela que del total de musulmanes que viven en el país, el 42,8 por ciento son españoles (834.058), un porcentaje que ha ido aumentando progresivamente en los últimos años frente al de extranjeros que representan el 57,2 por ciento del total (1,1 millones).

De los datos también se desprende que, entre los españoles, se ha incrementado el número de hijos, nietos y bisnietos de musulmanes, es decir, ya nacidos en España, que han pasado de suponer el 53,6 por ciento en 2016 a representar el 64,7 por ciento del total de musulmanes españoles en 2017, pasando de 430.990 a 540.326 en el último año.

También crece el número de nacionalizados hasta los 309.708 y el de los que han abrazado el Islam, que son 24.440 del total, 816 más que en 2016. Además, entre los fallecidos y los emigrados, la población musulmana en España ha perdido un total de 112.771 musulmanes.

Por su parte, entre los extranjeros, el 67,3 por ciento proceden de Marruecos (747.872), seguidos por los pakistaníes (80.009), senegaleses (63.613), argelinos (60.282) y nigerianos (39.724).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.