Foto: Reuters

La líder opositora y ex primera ministra de Bangladesh Jaleda Zia ha sido condenada este jueves a cinco años de prisión por corrupción, un fallo judicial que ya ha anunciado que recurrirá y que ha provocado que miles de sus seguidores tomen las calles de Daca para defender su inocencia.

Zia, sus asesores y su hijo han sido condenados por robar 21 millones de takas (unos 206.000 millones de euros) de un fondo para huérfanos que recibió donaciones del extranjero cuando ella era primera, de 2001 a 2006, según han contado sus abogados.

Sus abogados han dicho que Zia tiene previsto recurrir el fallo judicial y que podría salir en libertad bajo fianza durante ese proceso. “No hemos tenido justicia. Iremos a un tribunal superior”, ha explicado a la prensa Jandker Mahbub Hossain, el abogado que lidera el equipo que defiende a Zia.

“Se le ha impuesto una pena menor teniendo en cuenta su salud y su estatus social”, ha asegurado el juez Mohamad Ajteruzzaman, antes de leer la condena contra la ex primera ministra, en una sala llena de personas y con fuertes medidas de seguridad.

El hijo de Jaleda Zia, Tarique Rahman, y otros cuatro acusados han sido sentenciados a diez años de prisión en el marco de este proceso judicial, que se ha prolongado durante casi una década. Jaleda Zia y su formación, el Partido Nacionalista de Bangladesh (BNP) han denunciado que los cargos contra la ex primera ministra forman parte de una campaña para sacarla a ella y a su familia de la primera línea política. Los líderes del BNP han denunciado que más de 3.500 simpatizantes del partido han sido detenidos en los últimos dos años.

La primera ministra bangladeshí, Sheij Hasina, y Zia mantienen desde hace años una dura rivalidad y sus familias han estado dominando la política bangladeshí durante más de dos décadas.

TEMOR A UNA NUEVA CRISIS POLÍTICA

Las nuevas tensiones entre los partidarios de la primera ministra y de la ex primera ministra han hecho temer la posibilidad de que el país vuelva a verse sumido en una grave crisis política. Jaleda Zia tiene previsto presentarse como candidata a las elecciones parlamentarias de diciembre y todavía podrá participar si para entonces se sigue tramitando su recurso contra la condena de este jueves.

El dirigente del BNP Ruhul Kabir Rizvi ha denunciado la condena contra Zia y ha dicho que supone “un intento de eliminar a un oponente” político. La formación ha anunciado para este viernes movilizaciones contra lo que ha definido como un fallo judicial “parcial y amañado”.

“Este veredicto profundizará la actual crisis política y perjudicará a la confianza del pueblo en el sistema judicial”, ha afirmado el secretario general del BNP, Mirza Fakhrul Islam Alamgir. Por su parte, el ministro de Justicia, Anisul Huq, ha asegurado ante la prensa que la condena a Jaleda Zia “demuestra que en Bangladesh hay un Estado de derecho y que nadie está por encima de la ley”.

“Ella puede recurrir el fallo ante el Tribunal Superior tras tener una copia certificada del veredicto”, ha afirmado. “También puede pedir libertad bajo fianza”, ha añadido.

Antes de que se anunciara el veredicto, la Policía ha lanzado gases lacrimógenos para dispersar a los miles de seguidores que se manifestaban contra el juicio y favor de Zia ante el tribunal. Las autoridades han cortado los servicios de autobuses y de ferris para tratar de impedir las protestas. Las cadenas de televisión han difundido imágenes de motocicletas incendiadas.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.