La Guardia Civil ha identificado el cadáver hallado en estado de descomposición en un hueco para tuberías en la zona del garaje de unos chalets en Cala Lliteres, en el municipio de Capdepera, en Cala Lliteras, como el de Kai Palma, el cocinero alemán desaparecido en agosto.

Según ha detallado en un comunicado el Instituto Armado, el 17 de agosto se denunció la desaparición del ciudadano alemán Kai Palma, de 28 años de edad, que trabajaba como cocinero en la localidad de Cala Ratjada.

El 25 de enero, mientras se realizaba la inspección de unos desagües en los bajos de un edificio fue hallado en los sótanos del inmueble, el cuerpo de un hombre que coincidía con las características físicas del desaparecido, pero que no pudo ser identificado debido al estado de descomposición en que se encontraba el cadáver.

Tras practicarse la autopsia de los restos, que no presentaban signos de violencia, se tomaron muestras biológicas para la extracción de ADN para su posterior cotejo con el de los familiares del desaparecido.

Una vez enviadas estas muestras al Servicio de Criminalística de la Dirección General de la Guardia Civil (Secrim), que está formado por investigadores forenses, técnicos y científicos cuya misión principal es la confección de informes periciales, se procedió a la extracción de la cadena de ADN, que una vez cotejado con las muestras tomadas a sus familiares, ha dado como resultado la plena identificación del cadáver.

De momento, la investigación continúa abierta para el esclarecimiento de las causas de la muerte de Kai.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.