FREDERIC LE FLOC'H

El piloto francés Adrien van Beveren (Yamaha) reconoció después de su victoria en la cuarta etapa del Rally Dakar, que ganar es “siempre emocionante”, tras una jornada en la que también alcanzó el liderato del ‘raid’ pese a la dureza y la “frustrante” situación en las dunas al inicio de la etapa.

“En las dunas he podido adelantar y escalar posiciones. He rodado con Xavier (De Soultrait) y hemos abierto la pista durante gran parte de la especial. Al final he ganado, algo siempre emocionante en el Dakar. También ha sido una bonita recompensa para el equipo Yamaha, porque trabaja duro durante todo el año para ayudarnos a ganar”, comentó el francés al concluir la cuarta etapa.

Van Beveren analizó la jornada, con 330 kilómetros de especial en uno los tramos más arenosos. “Ha sido una etapa dura. He tomado la salida en la segunda tanda, así que en la playa he atacado para alcanzar al primer grupo, lo cual ha sido divertido”, continuó el galo, líder con 1:55 de ventaja sobre el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna).

Pese al buen inicio, el francés reconoció que la situación en las dunas fue “fustrante”. “El problema es que enseguida me he encontrado en plena polvareda, con dificultades para adelantar. Ha sido bastante frustrante porque no he podido adelantar a nadie durante 100 kilómetros y sabía que los demás estaban desmarcándose. Pero entonces me he recordado a mí mismo que el Dakar no se decide en un centenar de kilómetros”, sentenció van Beveren.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.