Una máquina expendedora en Palma ha generado mucha polémica por su contenido. A muy poca distancia de dos colegios, se vendían consoladores al lado de bocadillos o zumos para niños.

En la calle Joaquim Togores, una travesía entre la carretera de Valldemossa y Alfons el Magnànim, se situaban tres expendedoras. Bocadillos, hamburguesas, zumos o refrescos formaban parte de los productos que se exponían. Pero entre estos artículos también los había de sexuales, como es el caso de los consoladores. Esto ocasionó el enfado de varios vecinos.

Se da la circunstancia de que a unos 60 o 70 metros se localiza el IES Josep Maria Llompard, y un poco más lejos, el Madina Mayurqa. En este sentido, un vecino señaló en tono de crítica que las máquinas se habían instalado para los colegios, para que los niños pudieran comprar algo para merendar. Porque esta es una calle secundaria, donde el tráfico es menor.

Un transeúnte que pasaba por la zona explicó que precisamente se había enterado porque su hija se lo había enseñado y que pensaba hablar con su colegio. “¿Cómo es posible que esté esto?”, se preguntaba, a la vez que cuestionaba si existe algún tipo de inspección al respecto.

Otro vecino se expresaba con indignación ante tal situación: “Entre bocatas cuelgan consoladores, es una vergüenza“.

También criticaba otra persona que justo al lado hay unas oficinas de SOIB, por lo que muchos funcionarios lo han visto. “El Ayuntamiento tiene que tomar nota, porque seguro que no será la única”, añadía un vecino.

Asimismo, por el lugar se pudo comprobar que pasaban grupos de niños al lado de las máquinas expendedoras y que se quedaban mirando los consoladores.

Por su parte, la Policía Local de Palma recibió el aviso de lo que sucedía. La patrulla verde acudió a la zona para comprobarlo. En menos de una semana ya estaban totalmente vacías. Al parecer, se ha realizado un informe. Este diario ha solicitado al cuerpo municipal información al respeto, pero no han facilitado más detalles.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.