Los hospitales públicos de Son Llàtzer y Son Espases han suspendido entre este martes y este miércoles un total de 23 intervenciones quirúrgicas extraordinarias -no programadas ni urgentes- para liberar camas ante el aumento de la demanda asistencial en urgencias.

En concreto, Son Llàtzer ha suspendido siete intervenciones el martes y cuatro el miércoles, mientras que Son Espases suspendió 12 intervenciones el martes.

Según datos del IbSalut, a las 15.00 horas de este martes estaban pendientes de ingreso 50 pacientes en Son Espases; 21 en Son Llàtzer; cinco en Inca y uno en Can Misses.

Esta mañana, las cifras eran, a las 8.00 horas, de 50 pacientes pendientes de ingreso en Son Espases, 37 en Son Llàtzer, 12 en Manacor, 11 en Inca y cinco en Can Misses.

Desde el IB-Salut achacaban esta situación a la gripe y explicaban que estas situaciones son habituales por esta época. Los pacientes que llegan a los servicios de urgencias son mayoritariamente crónicos y de edad avanzada, descompensados por otras patologías, lo que se implica mayor necesidad de hospitalización. Sin embargo, el Sindicato de Técnicos de Enfermería (SAE) criticaba la “ineptitud” de las gerencias de ambos centros hospitalarios. Explicaron que se estaba primando el dinero antes que el bienestar de enfermos y trabajadores.

Precisamente son los empleados los que tienen que soportar esta situación, que llega a desbordarles. De hecho, el lunes el SAE recibió cientos de quejas de trabajadores por este motivo.

El lunes el IbSalut anunciaba que tiene activado desde hace unas semanas un Plan de Contingencia para poder dar respuesta al incremento de actividad asistencial en los servicios de urgencias de los hospitales y de los centros de atención primaria.

El plan -que se mantendrá activo en función de las necesidades asistenciales- supone la apertura de camas y contratación de profesionales para refuerzo.

Por su parte, el PP ha solicitado la comparecencia, por vía de urgencia, de la consellera de Salud, Patricia Gómez, por la “grave” situación de las urgencias hospitalarias. La portavoz parlamentaria del PP, Margalida Prohens, ha manifestado que “no es de recibo el caos y el colapso” de las urgencias y, por ello, pedirán a la consellera que informe sobre lo que está sucediendo y sobre las actuaciones que piensa llevar a cabo.

En este sentido, ha criticado que el Govern “que tiene 1.300 millones de euros más, permita que haya pacientes, a día de hoy, que esperan una cama o ser atendidos por un médico en la sanidad pública”.

Prohens también ha lamentado que durante la jornada de martes se tuvieran que suspender algunas intervenciones quirúrgicas que estaban programadas, por falta de previsión y de cama.

“No es de recibo que mientras Armengol da las gracias a los profesionales sanitarios por su trabajo, les desautorice, no les escuche y les deje en evidencia siempre que puede”, ha indicado.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.