Foto: Reuters

Sudán ha anunciado este sábado el cierre de su frontera con Eritrea, una semana después de declarar el estado de emergencia en las provincias de Kassala y Kordofán del Norte para combatir contra bandas armadas y contrabandistas, según ha hecho saber la agencia oficial de noticias sudanesa, SUNA.

Es precisamente en Kassala, fronteriza con Eritrea, donde ha tenido lugar el cierre fronterizo, tal y como ha anunciado su gobernador, Adam Gemaa Adam, “basándose en el decreto del presidente” Omar Hasán al Bashir, por el que fue declarado el estado de emergencia.

Los residentes de Kassala han constatado la presencia de militares cerca de la frontera.

El decreto de emergencia está relacionado con el proceso de desarme de los grupos que operan en Darfur y Nilo Azul iniciada el pasado mes de octubre.

El conflicto en Darfur estalló en 2003 cuando grupos rebeldes de la comunidad negra iniciaron ataques contra las fuerzas gubernamentales, acusando a Jartum de favorecer a los árabes de la región.

En respuesta, la milicia paramilitar Janjawid –de mayoría árabe y alineada con Jartum– lanzó una operación contra estos grupos, siendo acusada de llevar a cabo una política de limpieza étnica y genocidio.

El Tribunal Penal Internacional (TPI) ha emitido órdenes de arresto internacional contra Al Bashir por genocidio, crímenes de guerra y contra la Humanidad en Darfur, en un conflicto que ha dejado al menos 300.000 muertos.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.