Un pirómano está detrás de los múltiples incendios en contenedores de Palma. Durante la madrugada de este martes, El Molinar y es Coll d’en Rabassa fueron objetivo de estos actos delictivos.

Cuatro cubos de basura ardieron en la calle de Bernat Visca, en El Molinar, a las tres de la madrugada. Poco después, otros cuatro quedaron afectados por las llamas en la calle Cardenal Rossell con la calle Alfambra, en es Coll d’en Rabassa.

En estos dos incidentes actuaron los Bomberos de Palma y la Policía Local. Dos viviendas, un coche y un poste de telecomunicaciones quedaron afectados.

Por otra parte, ya en Nochevieja se incendiaron contenedores de manera intencionada en la calle Caputxins y Bisbe Campins, en Palma. El 22 de noviembre se produjeron los mismos incidentes en la calle de la Blatera, en Son Ferriol. Dos vehículos quedaron afectados.

El 7 de enero de este año, atacaron la calle Canonge Antoni Sancho y el camí d’en Mallol.

En marzo de 2013, la Policía Nacional detuvo a un joven de 23 años y nacionalidad española por varios incendios. En ese caso, la ayuda ciudadana fue clave. En la calle General Ricardo Ortega, un hombre estaba quemando contenedores y papeleras. Varios vecinos lo vieron y avisaron a los agentes.

Una patrulla de paisano vio un individuo en actitud sospechosa en la calle Antonio Ribas, por lo que un policía salió caminando. El chico metió un bulto en un contenedor y salió corriendo, por lo que el agente fue tras él. En ese momento, observó que salía humo del cubo azul. Así, pudo detenerle en el lugar. Se le intervino un mechero. Tenía manchas negras en la cara fruto de los fuegos que provocaba. Tras esto, se negó a declarar.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.