El paro bajó en 6.800 personas en Baleares en 2017, lo que supone un 8,27 por ciento menos que en 2016, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En relación al trimestre anterior, Baleares es la región que registra el mayor descenso de ocupados, con un total de 65.000 ocupados menos (-11,18 por ciento). El número de parados en el cuarto trimestre aumentó en 15.400 personas (+25,79 por ciento).

En cuanto a los activos, las Islas han registro en el último trimestre del año 50.100 activos menos, el mayor descenso del país, seguido por Andalucía (-25.700) y Galicia (-15.900).

La tasa de desempleo en el archipiélago balear se sitúa en el 12,61 por ciento, una de las más bajas del país, mientras que la tasa de actividad alcanza el 61,59 por ciento. De esta forma, 2017 cerró con 520.300 ocupados y con 75.100 parados.

DATOS NACIONALES

El paro bajó en 471.100 personas en 2017, lo que supone un 11,1% menos que en 2016, registrando su quinto descenso anual consecutivo. No obstante, este descenso es inferior a los experimentados en 2016, 2015 y 2014, cuando el desempleo registró retrocesos de 541.700, 678.200 y 477.900 parados, respectivamente.

La tasa de desempleo se situó al finalizar 2017 en el 16,55%, casi 2,1 puntos menos que en 2016 (18,6%) y su nivel más bajo desde 2008 a cierre de año.

Por su parte, el empleo creció en 2017 en 490.300 personas, un 2,6% respecto a 2016, logrando su cuarto aumento anual consecutivo. Este incremento de la ocupación es superior a los registrados en 2016 y 2014, cuando se crearon 413.900 y 433.900 puestos de trabajo, respectivamente, pero inferior al de 2015 (525.100 empleos), informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta forma, 2017 cerró con 18.998.400 ocupados y con 3.766.700 parados. Aunque a lo largo de 2017 se lograron registrar picos más altos de ocupación (se llegaron a superar los 19 millones en el tercer trimestre), la cifra de ocupados con la que termina 2017 es la más alta en un cierre de año desde 2008.

Sucede lo mismo en el caso del desempleo. La cifra de cierre de año es la más baja desde 2008, aunque hubo algún dato mejor a lo largo del ejercicio 2017. La razón es que el paro aumentó en el cuarto trimestre en 34.900 personas (+0,94%) y la ocupación disminuyó en 50.900 personas (-0,2%).

Con el descenso del paro logrado en 2017, se encadenan cinco años consecutivos de bajadas después de seis años de incrementos. En 2015, el paro registró la mayor caída de la serie histórica, con 678.200 desempleados menos.

En 2017, España creó empleo por cuarto año consecutivo tras seis años destruyéndolo. Así, el año pasado se generaron 490.300 puestos de trabajo, con un ritmo de crecimiento anual del 2,6%, superior al de un año antes (2,3%).

La mayor parte de los empleos creados el ejercicio pasado se concentraron en el sector privado, con 401.600 nuevos puestos de trabajo (+2,6%), frente a 88.600 empleos creados en el sector público (+2,9%).

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.