Foto: Reuters

La Policía de Sudán ha empleado gases lacrimógenos para dispersar a las 400 personas que se han concentrado este sábado en la ciudad de Sennar, en el sur del país, para protestar por el alto precio del pan, según han informado a Reuters varios testigos.

El precio del pan se ha duplicado desde que el Gobierno eliminara esta semana los subsidios con el presupuesto general para 2018. Este alimento básico ha pasado de 0,5 a una libra sudanesa (0,05 y 0,1 céntimos de euro), de acuerdo con el Sindicato de Panaderos.

“Estamos protestando contra la subida del precio del pan. Le pedimos al Gobierno que dé marcha atrás”, ha dicho un manifestante bajo condición de anonimato. “No podemos permitirnos comprar una sola barra por una libra”, se ha quejado.

Los principales partidos de la oposición habían instado a sus seguidores a manifestarse de forma pacífica contra la retirada de las ayudas públicas. El viernes se produjeron las primeras protestas frente a panaderías de Jartum.

El Gobierno de Omar Hasán al Bashir ha emprendido una serie de reformas a petición del Fondo Monetario Internacional (FMI) para recuperarse del varapalo económico que supuso la secesión de Sudán del Sur en 2011.

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.